O lo que es lo mismo, reparando, pintando y poniendo a punto la lancha de cara a la nueva costera. Una actividad habitual que ya está prácticamente desaparecida.